martes, 26 de marzo de 2013

POST MORTEM, Pedro Pujante & Rodin


POST MORTEM

   Nada más morir subió al cielo. iCon lo mal que me he portado con todo el mundo en mi mísera vida!
   "No, no, me lo merezco", razonó con falso arrepentimiento. Un señor barbudo que vestía de blanco, un ángel seguramente, le dio la bienvenida.
   —Pase, es por aquella puerta negra.
   "Debe de ser un error, seguro", pensó.
   "No, no lo es, siga hasta la puerta", le leyó la mente el otro. Y dichoso y confundido dio unos pasos y se encaminó en pos del paraíso. En el entusiasmo que le embargaba no advirtió el espejismo ni el olor tenue a azufre quemado.


63 claves para escribir buenos microrrelatos (Antología del I Certamen Internacional MundoPalabras de Microrrelatos), El desván de la memoria, Madrid, 2012, p. 44.

1 comentarios:

pedro pujante dijo...

Gracias por la publicación. Un abrazo post vitae